Cómo surgió el proyecto

Nacido en Mission, Texas y de padres mexicanos (Nuevo León), Edgar Ramírez, ZERI, encontró en la música un espacio de paz.

Al escribir, crear y cantar logró expresar los sentimientos que no podría describir de otra manera.

Encontrar inspiración en todo momento, siendo una persona muy observadora, y tomando todos los ángulos de todas las situaciones logra plasmar en su música frases que trasciendan y lleguen al corazón de las personas que las escuchan.

ZERI COMO BANDA Y SOLISTA

Antes de Zeri, Edgar componía y producía música con la intención de colocar temas con artistas reconicidos.

En 2006 inició el proyecto oficialmente como Zeri.
Edgar comenzó su carrera como solista, pero la visión fue crear una banda con integrantes talentosos que aportaran al proyecto.

Fue cuando Héctor llego al grupo, guitarrista increíble, gran persona y buen amigo, quién aún sigue aportando su talento a lo que hoy es Zeri.

Despues llegó Alex (batería) y Samuel (bajo eléctrico y teclados). Con ellos, se crearon grandes memorias y fue con quienes se consiguió la oportunidad de hacer gira en México, Centro y Sudamérica.

Hoy en dia Zeri regresa a ser sólo Edgar Ramirez como en los inicios, con Héctor aportando al proyecto y siendo parte fundamental en pre -produccion y shows en vivo.

Photo by Zeri on March 13,

INSPIRACIÓN Y METAS

Las bandas favoritas de Edgar y que lo han hecho sentirse como fan son Coheed and Cambria, Alejandro Sanz, Maná, The 1975, Jaguares y Matchbox Twenty.

Sobre ser un músico méxico-americano: "Al ser un músico nacido en EEUU con raíces mexicanas, considero una ventaja tener la habilidad de entender dos idiomas y saber que aunque sean dos idiomas diferentes, la música es igual. En el transcurso de mi carrera he sentido que no encajo al no ser de un lado u otro; pero al pasar los años aprendí a abrazar lo que soy, porque crecí escuchando música de dos universos, y eso ayudó a ampliar mi rango de creatividad."

La meta de Zeri es no parar hasta que pueda ver que sus canciones lleguen ser himnos para muchos. Que cada canción trascienda y llegue a los corazones de las personas que la escuchan. No es cuestión de fama, sólo de saber que una canción pueda llenar un espacio en la vida de alguien. Lo demás es extra.